historia

Historia

El origen de Restaurante El Cerro comienza por una apuesta a que los lojeños consumieran una comida casera de una forma elegante pero sin dejar de ser acogedora.
Después de trabajar durante varios años en los hoteles de la zona sintieron la necesidad de afrontar nuevos proyectos y, ¿Qué proyecto puede resultar más atractivo como profesional de la hostelería que abrir tu propio restaurante?.
De esta manera, Julio y su esposa Ramona crearon Restaurante El Cerro. Su nombre tiene un origen por su ubicación. Está situado en el barrio de El Bujeo, en las afueras de la ciudad de Loja. Después de encontrar dónde sería el lugar ideal el proyecto del nuevo restaurante veía la luz dirigido por dos personas cargadas de experiencia e ilusión.
Los resultados no se hicieron esperar, Restaurante El Cerro iba adquiriendo más reconocimiento entre el público de Loja y sus alrededores.
Durante todos estos años, nuestro restaurante se mantiene fiel a sus valores: sigue manteniendo su trato exquisito, su cocina casera y su ambiente cálido y acogedor. Buscando un ambiente cómodo y hogareño para el disfrute de toda la familia y amigos

historia

Historia

El origen de Restaurante El Cerro comienza por una apuesta a que los lojeños consumieran una comida casera de una forma elegante pero sin dejar de ser acogedora.
Después de trabajar durante varios años en los hoteles de la zona sintieron la necesidad de afrontar nuevos proyectos y, ¿Qué proyecto puede resultar más atractivo como profesional de la hostelería que abrir tu propio restaurante?.
De esta manera, Julio y su esposa Ramona crearon Restaurante El Cerro. Su nombre tiene un origen por su ubicación. Está situado en el barrio de El Bujeo, en las afueras de la ciudad de Loja. Después de encontrar dónde sería el lugar ideal el proyecto del nuevo restaurante veía la luz dirigido por dos personas cargadas de experiencia e ilusión.
Los resultados no se hicieron esperar, Restaurante El Cerro iba adquiriendo más reconocimiento entre el público de Loja y sus alrededores.
Durante todos estos años, nuestro restaurante se mantiene fiel a sus valores: sigue manteniendo su trato exquisito, su cocina casera y su ambiente cálido y acogedor. Buscando un ambiente cómodo y hogareño para el disfrute de toda la familia y amigos

Siéntete cómodo

Filosofía

Nuestra filosofía, nuestra forma de hacer las cosas, es buscar la satisfacción de nuestros clientes.
Cuidamos al máximo cada detalle. La gastronomía es nuestra forma de vivir. Exigimos el máximo a nuestros proveedores. Nuestros guisos, salsas y aliños… se preparan cada día, no son productos precocinados. Nuestra cocina artesanal es de reconocido prestigio en nuestra comarca.
Te cuidamos como lo haríamos en nuestra casa. Porque creemos que los mejores momentos los vivimos entorno a una mesa. Un espacio cálido y contemporáneo, convierten el ritual de comer en un momento de relax y disfrute. El Restaurante El Cerro es un lugar de encuentro
Buscamos dar atención y buen servicio al cliente. Todo nuestro equipo trabaja para mejorar nuestro servicio y hacer que nuestros clientes vuelvan a vernos. En la sala ofrecemos un servicio y un trato de gran calidad.

filosofia

Filosofía

Nuestra filosofía, nuestra forma de hacer las cosas, es buscar la satisfacción de nuestros clientes.
Cuidamos al máximo cada detalle. La gastronomía es nuestra forma de vivir. Exigimos el máximo a nuestros proveedores. Nuestros guisos, salsas y aliños… se preparan cada día, no son productos precocinados. Nuestra cocina artesanal es de reconocido prestigio en nuestra comarca.
Te cuidamos como lo haríamos en nuestra casa. Porque creemos que los mejores momentos los vivimos entorno a una mesa. Un espacio cálido y contemporáneo, convierten el ritual de comer en un momento de relax y disfrute. El Restaurante El Cerro es un lugar de encuentro
Buscamos dar atención y buen servicio al cliente. Todo nuestro equipo trabaja para mejorar nuestro servicio y hacer que nuestros clientes vuelvan a vernos. En la sala ofrecemos un servicio y un trato de gran calidad.

filosofia